Dra. Fidelina González participa en reunión de expertos para proyecto del Instituto de Fomento Pesquero.

grupal-tiburones-300x225

Dra. Fidelina González junto a grupo de trabajo. Fotografía de Instituto de Fomento Pesquero.

La Dra. Fidelina González, académica del Departamento de Biología Celular de nuestra Facultad de Ciencias Biológicas, participó de una reunión de expertos para un proyecto del Instituto de Fomento Pesquero que se denomina: “apoyo logístico para la elaboración y gestión de planes de acción y programas regionales de conservación de especies acuáticas y adaptación al cambio climático en pesca y acuicultura,” y que se realizó en la ciudad de Iquique el pasado 13 de julio.

La investigadora de nuestra Facultad forma parte del grupo de trabajo de tiburones y la finalidad de esta reunión fue analizar la propuesta de enmiendas al listado de esta familia de peces que están siendo propuestas para ser incorporados a la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres, CITES. Específicamente, para este caso, las especies son: el tiburón sedoso (Carcharhinus falciformis), las manta rayas gigantes (mobulas SP) y los tiburones cola de Zorros (Alopias SPP).

Esta Convención es un acuerdo internacional concertado entre gobiernos que tiene por finalidad velar por que el comercio internacional de especímenes de animales y plantas silvestres no constituya una amenaza para su supervivencia. Hoy, son 182 los países que forman parte y se adhieren a CITES, y Chile – desde el año 1975 – es uno de ellos.

Patricio Barría, Director del grupo de trabajo, explicó que incorporar a estas especies al apéndice II de CITES significa restringir la exportación de estas especies a nivel mundial y, que cada país miembro, debe demostrar que las capturas no interfieren en la conservación de las poblaciones naturales de estas especies.

Finalmente, la Dra. González comentó que «son especies de Chondrichthies, o peces cartilaginosos, vulnerables desde el punto de vista de la conservación debido principalmente al desconocimiento de la biología de las especies, su ciclo de vida, especialmente los periodos de reproducción y conductas reproductivas. Las  conductas reproductivas han definido subdivisión genética, lo que debe ser considerado al momento de definir posibles medidas de manejo para la pesquería. Tienen un prolongado período de gestación, una edad de primera madurez retardada, bajo número de crías (una por gestación) localización de los individuos juveniles, crías y adultos.»

Para leer la noticia completa, publicada en la página web del Instituto de Fomento Pesquero, hacer click en el siguiente link.