Crece la comunidad FCB: nuevos funcionarios se integran a la Facultad

Se trata de Karina Solís, quien se ha incorporado al equipo de trabajo del Departamento de Fisiología, como secretaria del departamento; y de Edgardo Carreño, quien se desempeña desde principios de enero como auxiliar de la Facultad de Ciencias Biológicas.

Tras 15 años de trabajo en la Universidad San Sebastián, Karina Solís llega a la Universidad de Concepción en busca de un nuevo desafío laboral. Pasó de desempeñarse como administrativa de procesos curriculares en la USS a atender los desafíos del Departamento de Fisiología de la FCB en el cargo de secretaria del departamento. “Estoy contenta, aprendiendo algo más que me servirá para poder llevarlo a cabo después dentro de la vida. Mi sueño siempre fue trabajar en la mejor de las universidades, y esa es la UdeC”, son sus palabras.

Respecto a lo que significa llegar a uno de los edificios más antiguos e identitario para la cultura universitaria, como lo es el Arco de Ciencias Biológicas, la profesional comenta que es un gran espacio para estar y agrega que “me siento afortunada porque llegué a un equipo de trabajo muy cálido. Se me han prestado todas las ayudas que he necesitado, las orientaciones, la verdad es que estoy bastante contenta”.

Si bien Solís está recién comenzando sus funciones, destaca la autonomía de quienes son parte de la comunidad FCB. “Los profesores son muy autónomos en su desempeño en comparación a la otra casa de estudios y eso es muy positivo”.

Por otra parte, Edgardo Carreño es probablemente una de las personas que mejor conoce cada rincón de la Universidad de Concepción. Tras 20 años desempeñándose en el servicio postal de la casa de estudios, fue reasignado a la Facultad de Ciencias Biológicas a principios de este año como auxiliar, un trabajo para nada ajeno.

Edgardo Carreño llega a la UdeC en 1993, como auxiliar de la Biblioteca Central. Luego, con los inicios de la construcción de la Facultad de Medicina, es trasladado a la sede de la facultad en el Hospital Regional. Finalmente, con la creación del servicio de correos universitario, es reubicado como oficial de correos y así va rotando por los seis sectores que cubren cada rincón de la universidad junto a sus colegas, de manera mensual.

“El correo ayudó mucho a implementar otras políticas de automatización para la universidad y fue grato ser parte de ese proceso. Pero claro, con la pandemia me di cuenta de que era algo que iba a cambiar”, reflexiona Carreño.

Ante su llegada a la FCB comenta que se ha sentido integrado por la comunidad y de a poco ha ido adaptándose a sus nuevas labores, que son dinámicas. “Soy funcionario de la UdeC y he estado comprometido con esto desde el comienzo. Volver como auxiliar de la Facultad de Ciencias Biológicas es algo que siento como una posibilidad para seguir aportando a la comunidad”, puntualiza.

Edgardo Carreño

Les deseamos el mayor de los éxitos en esta nuevo etapa laboral y personal. ¡Bienvenidos a nuestra comunidad FCB!