Estudiantes de doctorado FCB consiguen primer lugar en el track de ciencias del Desafío High Tech

El desafío Ciencia y Emprendimiento para el Futuro, apoyado por el Plan Ciencia 2030, dio por ganador al equipo ABC BioVax, que cuenta con los estudiantes de doctorado de la Facultad de Ciencias Biológicas, Ángela Hidalgo, Cristian Vargas y Bryan Mangui como participantes. El equipo, también obtuvo el tercer lugar a nivel general dentro de la competencia.

Sobre la conformación del grupo, Ángela Hidalgo detalla que “mi cotutor —Frank Camacho— también tutor de los demás chicos que están conmigo en el doctorado, nos motivó a participar del Desafío High Tech y nos unimos como equipo. Utilizamos el tema de mi tesis doctoral, que es desarrollar un candidato vacunal para la tuberculosis”.

Dentro del contexto mundial, la tuberculosis es una de las enfermedades más importantes, con casi 2 millones de personas fallecidas al año y aproximadamente 10 millones de casos nuevos. “Es un tema de salud pública. Aunque mucha gente cree que es un tema del pasado, en Chile se da también”, relata sobre la relevancia del proyecto.

Asimismo, añade que “la vacuna contra la tuberculosis, si bien protege a niños, no es efectiva en adultos. Si tú o yo mañana entramos en contacto con alguien con tuberculosis y nos infecta vamos a depender netamente de nuestra respuesta inmune porque la vacuna ya no funciona”.

Por otro lado, sobre los aprendizajes que les dejó participar de la novena versión del Desafío High Tech, Cristian Vargas, señala que, “las charlas impartidas ayudaron mucho, al comienzo nos dijeron que nuestra presentación tenía un lenguaje muy técnico, que faltaba saber ofrecerlo un poco más, luego aplicamos todos los consejos para poder mejorarlo”.

“Este tipo de iniciativas son importantes porque dan a conocer proyectos de investigación que a veces se caen en temas de apoyo. Ocurre bastante que la gente no postula bien o por temas de bases quedan fuera, pero son proyectos con super buenas ideas. Lo mejor de todo es que se hace en calidad de estudiante, y permite conocer estas investigaciones que están medio escondidas. Por ejemplo, yo no sabía de la tesis de Ángela hasta que nos sugirieron participar de este High Tech”, complementa.

Sobre el apoyo económico que le proporciona adjudicarse el primer premio, Ángela Hidalgo explica que será invertido en “cosas pendientes que necesito comprar, mi tesis no tiene un proyecto directo que la financie, tenemos algunos anticuerpos, reactivos, cosas muy específicas que necesitamos comprar para continuar los ensayos con animales. Vamos a poder complementar los resultados que tengo con muestras guardadas para seguir analizando y tener resultados más completos para pasar a la siguiente etapa”.

Cabe destacar que el objetivo de este proyecto de vacuna es “reforzar la vacuna previa, vacunar en la adolescencia y generar una protección de esa etapa en adelante. Una ventaja de nuestra vacuna es que podrían vacunarse personas con VIH, ya que es una vacuna recombinante que no va a generar enfermedades en personas inmunodeprimidas”, añade Hidalgo.

Del mismo modo, otra diferencia con la vacuna BCG, que se aplica de forma intradérmica, es que sería a través de una administración intranasal, por lo tanto, “no se necesita personal especializado y podríamos llegar a lugares donde el problema es que no hay gente para vacunar. Obviamente no estará lista mañana, es algo que lleva de 10 a 15 años de trabajo”, concluye.