Exitosa primera versión del Curso de calidad en la investigación y buenas prácticas de laboratorio organizado por INNBIO.

Entre los días 5 al 23 de septiembre se realizó, en la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Concepción, la primera versión del Curso de calidad en la investigación y buenas prácticas de laboratorio. Ana Potenciano, miembro de la Unidad de Gestión Tecnológica de INNBIO, coordinó a una serie de actores relevantes para cumplir con los objetivos del curso.

Los esfuerzos se orientaron hacia la promoción de la calidad en investigación que consiste en tratar de mejorar, de forma continua, las prácticas de laboratorio de forma que permitan asegurar la trazabilidad de los procesos y actividades y, por tanto, garantizar los resultados y productos del trabajo realizado.

Los beneficios del correcto uso de dichas herramientas pueden ir desde aumentar la fiabilidad de los resultados y el conocimiento generado en las investigaciones hasta mejorar las prácticas y rutinas de trabajo a través de la aplicación de procedimientos estandarizados y normas de calidad, seguridad e higiene. Lo anterior, sin duda, tributa a una mejora en la competitividad científica a nivel nacional e internacional.

Por otra parte, la asimilación de buenas prácticas de trabajo en los laboratorios, ofrece una especie de “sello de calidad” ante organismos financiadores (públicos o privados), otros grupos de investigación y clientes potenciales. Esto es de vital importancia al momento de evaluar las posibilidades de transferencia de los proyectos desarrollados en la Universidad hacia empresas interesadas en la adquisición y/o comercialización de la tecnología.

bpl_2
Sandra Aguilar, de la Asociación Chilena de Seguridad, ACHS, durante curso de Calidad en la investigación y buenas prácticas de laboratorio

Los docentes que participaron como expositores en el curso fueron: Fernando Márquez de MATPEL; Sandra Aguilar, de la Asociación Chilena de Seguridad, ACHS; Ana Potenciano de INNBIO y José Antonio Martínez y Magaly Encina de la Facultad de Ciencias Biológicas de nuestra Universidad de Concepción. Cada uno, desde su área de especialización, entregaron los contenidos necesarios a estudiantes de pre y postgrado provenientes desde las Facultades de Ciencias Veterinarias, Químicas y Biológicas.

Sobre la relevancia de estas habilidades, según Ana Potenciano: «es vital asegurarnos de que los resultados y productos que obtenemos en nuestra investigación son fiables y reales, además de asegurarnos que trabajamos de acuerdo a las normas óptimas de limpieza, seguridad e higiene. Por otro lado esto es especialmente importante en algunos proyectos de I+D de cara a una eventual comercialización o licenciamiento de la tecnología.»

Al finalizar el curso se aplicó una encuesta de percepción a los estudiantes que arrojó como resultados una alta demanda por este tipo de cursos, menos «académicos» y más enfocados en aspectos prácticos de la ejecución del trabajo en los laboratorios, tales como bioseguridad, elaboración de documentación para el laboratorio, metodologías de investigación, estadística aplicada, normativa y legislación, etc. «Incluso existe un interés de los alumnos por conocer el entorno de trabajo en industrias y laboratorios externos a la Universidad, para poder experimentar de primera mano cómo se trabaja en la vida real,» finalizó Ana.

BPL_1

Foto final del curso. Ana Potenciano y Magaly Encina junto a estudiantes e investigadores.