Premio Nacional de Ciencias, Dr. Ramón Latorre, dictó charla inaugural del doctorado en Ciencias Biológicas

“El arte del descubrimiento” fue el título bajo el cual numerosos asistentes de la comunidad se reunieron para escuchar al investigador del Centro Interdisciplinario de Neurociencias de la Universidad de Valparaíso, Ramón Latorre, en el marco de la charla inaugural del doctorado en Ciencias Biológicas (área Biología Celular y Molecular).

La presentación comenzó con palabras dirigidas principalmente a los estudiantes de primer año del programa, que fueron vocalizadas por su director, Ariel Castro, quien señaló: “Esperamos que sirva de motivación para ellos, de ahí que buscamos invitar a un investigador con destacada trayectoria como lo es el doctor Latorre”.

En ese sentido, el académico invitado —Premio Nacional de Ciencias 2002— comenzó su presentación señalando que “debemos tener claro, sobre todo en este país en que la ciencia está recién formándose, que la ciencia es parte de la cultura: No hay diferencia entre un escultor, el escritor y un científico, todo son actos de creación”.

Entremedio, respondió un par de preguntas de los asistentes, la primera trató sobre la frustración por la que debe atravesar el investigador antes de conseguir resultados, a lo que el académico manifestó que “el placer que te da resolver el problema al final es tan sensacional que uno dice: realmente valió la pena toda esa frustración. Pero hay que estar constantemente preparándose, estar pensando siempre en un problema y teniendo fe de que podrá resolverlo”.

Por otro lado, ante la interrogante frente a la relación humano-naturaleza como dos conceptos opuestos, el académico, por el contrario, se declaró un optimista empedernido: “Lo que debemos tener en cuenta es que del mismo modo que podemos crear una bomba de hidrógeno, podemos inventar el paraíso. Es cierto que nos vamos apartando de primates y los demás animales, pero también podemos ofrecer a todos un mundo más cariñoso. Hay que ser parte de la naturaleza e incorporarla, a través de nuestro cerebro podemos interpretarla y gozarla, entenderla mejor y cuidarla más”.

Sobre el primer balance que dejó esta charla inaugural, el académico del departamento de Bioquímica y Biología Molecular, Ariel Castro, recalcó que “la charla fue muy relevante ya que, si bien iba dirigida a los estudiantes del programa de doctorado, fue abierta a toda la comunidad, por eso uno busca que sea un investigador chileno, que haya logrado un impacto nacional e internacional —como este caso lo es el doctor Latorre— con tal de demostrar a los estudiantes que se puede”.