Recepción Mechona: la importancia de comunicar la ciencia a través de las historias

En el contexto de la celebración del mes del libro durante abril, el cuarto encuentro con los mechones FCB alentó a la nueva generación de bioingenieros y bioingenieras a utilizar la ciencia como vehículo motor del desarrollo de su creatividad y capacidades literarias.

El encargado de inaugurar la conversación fue el biólogo y director del concurso de microcuentos científicos «Tinta en el Matraz», Sergio Villagrán, quien compartió con los estudiantes la pasión por contar historias que divulguen las ciencias. En ese sentido, Villagrán comentó que “ustedes van a contar microhistorias y este formato permite a los científicos salir de sus plataformas habituales y a comunicar su trabajo de forma creativa, utilizando un lenguaje simple y ameno”.

El biólogo compartió la lectura de algunos cuentos ganadores de «Tinta en el Matraz», partiendo con el primer lugar “Instrucciones para hacer un humano”, escrito por el biólogo José Rizo. Luego leyó “Todo resultado es progreso” del biólogo Juan Ignacio Lara, entre otros.

De igual forma entregó algunos consejos al momento de escribir: “En los microcuentos deberían enfocarse en la particularidad. En esta dinámica es importante reconocer que no siempre es necesario explicar, resolver o mencionar todo. Incluso un final abierto podría ser atractivo”, fueron sus palabras.

La segunda tanda de la jornada estuvo a cargo del Dr. Fernando Martínez, realizador de 10 micrómetros, además de docente y jurado del concurso «Cuentos bajo el microscopio», organizado por nuestra facultad.

Para el Dr. Martínez la literatura y la ciencia recorren de la mano no solo el camino de las historias, sino también el de la educación. 10 micrómetros es, en sus inicios, una idea para lograr captar el interés de sus estudiantes de bioquímica y química farmacia. El éxito del vínculo generado en las aulas es lo que le permite, con el inicio de la pandemia, seguir valiéndose de la literatura para forjar un lazo entre los estudiantes y la materia e incentivar su creatividad.

Es más, este proyecto no sólo se quedó en las aulas de la educación superior, sino que se divulgó en algunos colegios. Y, a la fecha, 10 micrómetros, con el apoyo de la CMA y la Dirección de Docencia de la Universidad de Concepción, lanzará su V versión.

Ante la buena recepción, el Dr. Martínez comenta que el éxito se debe a que son “actividades que permiten quebrar la rutina, romper con los moldes diarios y salir de la monotonía”. De igual forma, comentó su rol de jurado en el primer concurso de cuentos científicos, organizado por nuestra facultad, cuyo plazo de recepción de obras se extendió hasta el 30 de abril a las 20 horas.

“La ciencia es muy entretenida y por eso tenemos que ser capaces de compartirla, mostrar perspectivas diferentes de un mismo fenómeno. Escribir es una ganancia, inténtenlo”, animó a los estudiantes.