UdeC premia al Dr. Miguel Martínez y a Verónica García por sus 30 años de servicio

Como homenaje a los 30 años de servicio y compromiso con la Universidad de Concepción, la casa de estudios realizó el viernes 19 de mayo la tradicional ceremonia del Día del Trabajador Universitario en el Teatro de la Universidad de Concepción. Dos personas fueron las premiadas de la Facultad de Ciencias Biológicas en esta oportunidad, se trata del Dr. Miguel Martínez y Verónica García, quienes llevan trabajando en la institución prácticamente la mitad de su vida. En la ceremonia ambos recibieron medallas e incentivos por parte de las autoridades universitarias.

Verónica García Roa

Verónica García llega en el 1986 a la universidad a hacer suplencias como secretaria, hasta que en 1988 fue contratada como Secretaria del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular, cargo que mantiene hasta hoy.

Oriunda de Coelemu realizó sus estudios de Técnico en Administración en Fundación Duoc UC, estuvo unos años en Santiago realizando labores de paramédico, para luego volver a Concepción y trabajar en la universidad. En ese momento nace su hijo, que al igual que sus años de servicio, tiene treinta años y está terminando la carrera de Enfermería en esta misma casa de estudios.

A sus 58 años de edad se siente inmensamente feliz, privilegiada y muy orgullosa por ser parte de esta Institución. “Es una satisfacción enorme, son treinta años en un solo departamento, es decir, la mitad de mi vida la he pasado acá. En esta institución he encontrado mi segunda familia, el profesor Mario Alarcón Q.E.P.D, fue como una padre para mí, siendo mi primer jefe en este departamento”, expresó Verónica.

Además agrega: “Quiero agradecer a cada una de las personas que conforma esta gran familia universitaria, sobre todo a mi Directora, al personal académico, administrativos, auxiliares y alumnos (mis hijos, como les digo cariñosamente) del Depto. de Bioquímica y Biología Molecular. A los que están ejerciendo y a aquellos que ya dejaron de ejercer, por hacer que estos 30 años de servicio en la universidad hayan sido plenos tanto en lo personal como profesional. Agradecer también a mis colegas de la Facultad de Ciencias Biológicas, a mi Decana, Jefe Administrativo, a tantas personas que han hecho que mi vida sea cada día más feliz y en especial a mi amado hijo y familia”.

En un par de años Verónica pretende jubilar, para tomar un merecido descanso y recorrer el país.

Dr. Miguel Martínez Poblete

El Dr. Miguel Martínez actualmente es profesor titular del Departamento de Microbiología, es casado y tiene tres hijos, que al igual que sus años de servicio, tienen en promedio 30 años. Realizó sus estudios de Biología en la Universidad de Concepción egresando en el año 1982, unos años después cursó un Magíster en Ciencias con mención en Microbiología. En ese momento se dio la oportunidad de ser parte del personal académico de la facultad, quedando seleccionado como instructor.

Fue uno de los fundadores del Centro de Ciencias Ambientales EULA-Chile, creando el Laboratorio de Microbiología Básica y Biorremediación. En el año 1990, realizó en el mismo centro su Doctorado en Ciencias Ambientales, el que concretó luego de tres años y medio. Obtuvo su primer Fondecyt finalizando este doctorado, con la colaboración de la Pontifica Universidad Católica de Chile, para seguir con la línea de investigación que había comenzado con sus estudios doctorales.

Cumplió la función de Vicedecano de la Facultad de Ciencias Biológicas en el 2002 por un período de 6 años, en donde coordinó y dirigió el proceso de creación de la carrera de Bioingeniería. Posteriormente, como Director de Postgrado le correspondió hacer la primera acreditación del Programa de Magíster. Además, hasta diciembre del 2016 fue Director del Departamento de Microbiología.

“Uno cuando comienza ve muy lejano trabajar 30 años en una misma institución, es una importante cantidad de tiempo. Se debe equilibrar lo que es el trabajo académico y de investigación con las actividades familiares y personales, para así obtener un crecimiento armónico. He desarrollado proyectos de docencia, de investigación, colaboraciones internacionales y todo lo que se puede realizar en la vida académica”, señala el Dr. Martínez.

A sus 61 años de edad, considera que la UdeC le ha dado la oportunidad para realizarse completamente como profesional. “Trabajar en la universidad ha sido un verdadero honor y un privilegio, es una institución que no te pone techo ni limitaciones para crecer profesionalmente. En estos 30 años he hecho mi mejor esfuerzo para poder dar en retribución a la confianza, la formación de la juventud y la creación de conocimiento, que va en paralelo con la investigación”, expresó el académico.

El Dr. Martínez pretende seguir con su vida laboral tal como lo ha hecho hasta ahora, no hay planes de jubilación, por lo que continuará realizando la labor de formar a nuevos profesionales, además de enfocarse en la investigación en el área de la Microbiología y las Ciencias Ambientales.