Ciencias Biológicas es la segunda Facultad UdeC con mayor número de proyectos FONDEF Idea I+D adjudicados en 2020

     

  • Las iniciativas de los investigadores María Inés Barría,  Jorge Toledo y Franck Camacho, obtuvieron financiamiento para sus iniciativas a través del fondo ANID.

Con tres iniciativas ganadoras, la FCB se situó como una de las dos facultades de la Universidad de Concepción, sólo superada por Ingeniería, con mayor número de proyectos adjudicados en el VIII Concurso de Investigación Tecnológica del Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico Fondef IDeA 2020, de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID).

Las propuestas lideradas por los doctores María Inés Barría, académica del Departamento de Microbiología; Frank Camacho, del Departamento de Farmacología y Jorge Toledo, del Departamento de Fisiopatología, obtuvieron el financiamiento por los dos años que contempla este fondo.

La decana de la Facultad de Ciencias Biológicas, Dra. Soraya Gutiérrez, valoró que “la obtención de los resultados logrados en la postulación a proyectos Fondef refleja el destacado trabajo que realizan los docentes e investigadores de nuestra Facultad”. Agregó que “también es un reconocimiento a la trayectoria de la investigación de alto nivel que se realiza al interior de la facultad y que hoy nos permite ser competitivos a nivel nacional». 

La máxima autoridad enfatizó en que “tenemos trabajos que van desde la generación de anticuerpos para tratamiento del Covid-19 y el desarrollo de probióticos para mascotas, hasta la generación de una vacuna para tuberculosis bovina, lo que demuestra la gran versatilidad de las líneas de investigación y la alta productividad de los investigadores. Eso es lo que permite obtener resultados excelentes en la adjudicación de fondos concursables”.

En tanto, con un total de 11 proyectos aprobados como investigador principal y uno como entidad secundaria, la Universidad de Concepción se sitúa como la segunda casa de estudios con mayor número de iniciativas asignadas a nivel nacional, ranking liderado por la Universidad de Chile, con 17 propuestas ganadoras. 

Vacuna contra la tuberculosis bovina

A la iniciativa ganadora del concurso Fondef Idea 2020 titulada “Development of Therapeutic Human Monoclonal Atibodies to Treat Covid-19, de la Dra. María Inés Barría, se suman otros dos proyectos desarrollados por académicos de la FCB, correspondientes a trabajos desarrollados en el ámbito veterinario.

Uno de ellos, apunta a entregar una vacuna contra la tuberculosis bovina, patología zoonótica causada por la bacteria Mycobacterium bovis que se caracteriza fundamentalmente por generar tos persistente y debilitamiento progresivo de los animales enfermos y que, actualmente, carece de tratamiento.

Se trata del proyecto denominado “Desarrollo y caracterización de una vacuna de subunidades contra tuberculosis bovina”, liderado por el Dr. Frank Camacho. El docente detalló que “esta es una enfermedad que puede transmitirse a humanos y que afecta a la industria ganadera en todo el mundo, disminuyendo productividad de los rebaños tanto de carne, como de leche”.

El académico indicó que “el principal problema de las vacunas que se investigan para la tuberculosis bovina es la interferencia con las pruebas cutáneas de tuberculina, porque puede provocar falsos positivos, impidiendo diferenciar si el animal está realmente enfermo o está vacunado”, explicó el académico.

En este sentido, el investigador destacó que una de las principales ventajas de este proyecto es la compatibilidad de su candidato vacunal con la aplicación del Test de Tuberculina, la principal prueba que se utiliza para diagnosticar la enfermedad. Agregó que “esto lo logramos al crear una vacuna quimérica compuesta por cuatro antígenos de la bacteria Mycobacterium bovis que generan poca respuesta contra los antígenos presentes en el test cutáneo y que no interfiere en el diagnóstico”. Agregó que “en experimentos previos en modelos murinos demostramos que nuestro candidato vacunal genera una potente respuesta tanto humoral como celular, ambos muy importantes para prevenir la tuberculosis”.

Sobre los objetivos propuestos en el actual proyecto Fondef IdeA, el investigador indicó que “vamos a trabajar en tener un proceso de producción y purificación de este candidato vacunal a una escala mayor, porque todo lo que hemos hecho ahora ha sido a nivel de laboratorio”. Agregó que “gracias a una colaboración que tenemos con el Instituto de Nutrición de Salvador Zubirán de México DF, también vamos a hacer ensayos de desafío o de reto, esto significa que se aplica la vacuna en un modelo animal y se le enfrenta al Mycobacterium bovis para medir la protección de nuestro candidato”, puntualizó.

 Respecto a los alcances de su investigación, el docente planteó que “si logramos prevenir la infección de tuberculosis bovina en la masa ganadera, vamos a impedir las pérdidas en el ganado, porque la forma que hoy día tiene el SAG para controlar la enfermedad es sacrificando al animal infectado. Y estamos hablando de una enfermedad que tiene una incidencia predial en Chile cercana al 3%, lo que es muchísimo”.

Probióticos de uso veterinario

Otro de los proyectos ganadores es el denominado “Formulación probiótica que reduce la administración de antibióticos en el tratamiento de infecciones gastrointestinales en mascotas”, el cual se desarrolló en colaboración con el Departamento de Patología y Medicina Preventiva y el Departamento de Ciencias Clínicas de la Facultad de Ciencias Veterinarias, además del Departamento de Ingeniería Química de la Facultad de Ingeniería.

El director de esta iniciativa, Dr. Jorge Toledo, indicó que “este proyecto se basa en una primera identificación de cepas probióticas que fueron extraídas directamente desde la leche materna canina en la Facultad de Ciencias Veterinarias”. Además, explicó que “estos probióticos son bacterias beneficiosas propias de la microbiota del animal, los cuales son traspasadas por la madre al cachorro a través de la leche”.

El investigador expuso que estas cepas “favorecen la digestibilidad y, además, tienen la propiedad de desplazar otras bacterias perjudiciales, por lo que reducen la utilización de antibióticos”. Por ello, el proyecto Fondef IdeA recientemente adjudicado apunta a “producir de forma industrial éstas cepas probióticas benéficas para generar un suplemento alimenticio que se utilice como tratamiento para la diarrea aguda de las mascotas”.

Este desarrollo ya presentó una solicitud de patente nacional (Concurso de Patentamiento UdeC 2019) y, entre los objetivos propuestos en el proyecto Fondef IdeA 2020, durante los próximos dos años se enfocará en continuar en la etapa de probatoria del efecto en la especie de destino y su producción a escala industrial.