UdeC lidera iniciativa que promoverá relación entre ciencia y problemáticas territoriales

  • El proyecto, encabezado por el Dr. Alexis Salas Burgos, que agrupa a investigadores e investigadoras de seis universidades presentes entre las regiones de O’Higgins y Biobío, cuenta con el apoyo de gobiernos regionales y actores del sector privado de la Macrozona Centro-Sur.

El proyecto encabezado por el Dr. Alexis Salas Burgos, académico de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Concepción, resultó seleccionado para la Macrozona Centro-Sur en el I Concurso Nodos para la Aceleración de Impacto Territorial de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación.

Esta inédita línea de financiamiento de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo, ANID, busca desarrollar una estrategia de cara a los territorios, contemplando a los contextos locales para fortalecer las capacidades de CTCI en todo el país.

La iniciativa, titulada Nodo Ciencia Abierta: Co-Creación de un Modelo de Ciencia Abierta para Fortalecer el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología en la Macrozona Centro-Sur de Chile en Concordancia con su Territorio y Sociedad (NODO200006), fue presentada en colaboración con investigadores de las universidades de O’Higgins, Católica del Maule, Talca, Católica de la Santísima Concepción y del Bío-Bío. De esta forma, las regiones de O’Higgins, Maule, Biobío y Ñuble participan en este proyecto.

«Los nodos son proyectos en que se asocian actores públicos y privados que colaboran para dar respuesta a un desafío y la ANID aplica esta estrategia para vincular a la ciencia y la tecnología con el territorio, vinculando a los científicos con las problemáticas de la sociedad”, explicó el Dr. Salas. “El desafío es que las investigaciones científicas estén relacionadas con problemáticas específicas del territorio”, detalló el académico.

Una de las exigencias de estos proyectos era que identificaran las áreas estratégicas con mayor potencial de desarrollo en sus respectivas zonas, lo que de acuerdo a Salas implica una diferenciación de las regiones que forman la Macrozona y que debe ser abordada en el transcurso de la implementación del Nodo, dado que “Ñuble, Maule y O’Higgins son muy similares en cuanto a sus brechas y oportunidades que presentan, relacionadas sobre todo con el área agropecuaria”, afirmó, “en cambio Biobío tiene un perfil más industrial, académico y de servicios”, complementó.

“Por eso, propusimos una serie de áreas estratégicas e iremos evaluando si es que se requiere hacer ajustes. La estrategia de vinculación tiene que ver con desafíos que son homólogos a los Objetivos de Desarrollo Sustentable, ODS, de la ONU, oportunidades o problemas que se visualizan en forma global, pero que deben abordarse de forma local, a través de una estrategia de proposición de misiones que ha definido Mariana Mazzucatto, como una forma de enfrentar a estos desafíos sociales y económicos con acciones concretas”, puntualizó Salas.

Colaboración entre territorios

Los proyectos seleccionados tienen un plazo de 24 meses para su implementación, considerando elementos de representatividad territorial, temática y de géneros, además de la conformación de un Comité de Coordinación Macrozonal para organizar a los diferentes actores involucrados en el Nodo con presencia en las diversas regiones contempladas en la iniciativa.

“En este comité van a participar dos representantes por cada una de las seis universidades involucradas. Existe en todos un espíritu colaborativo que yo no había visto antes. Estamos todos muy comprometidos para trabajar en conjunto por desarrollar una mejor ciencia y tecnología en beneficio de la sociedad, que el conocimiento se transfiera y sea utilizado en favor de la localidad. Hay bastantes expectativas con este proyecto y este concurso es un buen pie para poner al Ministerio de Ciencias, Tecnología, Conocimiento e Innovación en el lugar que le corresponde”, enfatizó Salas.

La adjudicación de este concurso ha sido reconocida por la comunidad UdeC. Así lo expresó el Director de Desarrollo e Innovación, Dr. Pablo Catalán Martínez. “Para nuestra Universidad es un gran orgullo que nuestra propuesta haya sido adjudicada en este programa. En ella buscamos, a través de un enfoque interdisciplinario, generar una serie de propuestas en función de nuevas visiones en políticas en CTCI, con un claro enfoque territorial, un compromiso hacia el territorio, que deriva, a su vez de una mejor comprensión de nuestras realidades y dinámicas locales”.

“Tenemos altas expectativas de los socios a quienes hemos convocado, universidades amigas de distintas regiones, de manera de asumir responsabilidades claras basadas en ciencia para generar mejores propuestas en el ámbito de las políticas y estrategias en CTCI para la Macrozona Centro-Sur de Chile”, destacó Catalán.

La naciente convocatoria seleccionó también a universidades de las macrozonas Norte, Centro, Centro Sur y Austral, mientras en la macrozona Sur están abiertas las postulaciones al concurso. Más información en el sitio de la ANID