Vuelta a la presencialidad: estudiantes de Bioingeniería se reencuentran en laboratorio

El práctico de laboratorio para el ramo de Biología Molecular fue el encargado de inaugurar el retorno a la presencialidad tras la pandemia sanitaria de la COVID-19, que mantuvo a los estudiantes alejados de la Facultad de Ciencias Biológicas por casi dos años.

La Bioquímica y profesional superior de la FCB, Valeria Medina, fue quien guio a los estudiantes en la actividad, en un reencuentro cargado de expectativas. “Todo el cuerpo que trabaja en estas actividades prácticas, los profesionales, colegas, laborantes y auxiliares, todos estábamos motivados para entrar a trabajar en una modalidad que, si bien es un poco compleja, ha tenido preparación”.

El práctico contó con la presencia de Sandra Aguilar, encargada de la ACHS, quien previamente se reunió con la comunidad FCB para dar a conocer las directrices genéricas y normativas básicas para la docencia presencial en los laboratorios y aulas híbridas implementadas en la facultad.

El protocolo consiste en realizar actividades 45 minutos y un proceso de ventilación de 10 a 15 minutos, lo cual se evalúa caso a caso. “En el caso nuestro se tomó la decisión de trabajar de corrido, sin pausa, dado que contábamos con un aforo adecuado y ventilación apropiada”, comentó Medina.

Cabe destacar que los estudiantes tuvieron dos capacitaciones online previas, en las que se les enseñó las nuevas instalaciones del laboratorio, el equipo y sus respectivos usos, además de un instructivo con la actividad a realizar, para optimizar los tiempos.

Los estudiantes nuevamente se vistieron con sus delantales blancos. Para Cristóbal Benavente, de cuarto año de Bioingeniería, la vuelta a la presencialidad fue una anhelada espera: “La carrera en sí trata del trabajo en laboratorio, entonces no tener clases aquí era complejo. Creo que los contenidos se entienden mejor de esta manera que virtual”.

“Lo que aprecio de volver es la parte práctica, porque en ciencias es lo más esencial. Cuando inició la pandemia estaba empezando tercero y fue difícil no poder hacer un montón de prácticos, pero ahora vamos a ver experimentos, retomar después de dos años y funcionar nuevamente”, agregó su compañera, Maite Bustos.

En esto concuerda Felipe Cid, también estudiante: “Valoro el poder estar con mis compañeros, porque la experiencia era lo que nos hacía falta. Creo que la educación tiene que ser así, frente a frente, con discusión, alguien que te enseñe y tú valorar esa enseñanza. Más que nada eso es lo que valoro hoy y lo que extrañaba”, fueron sus palabras.